Tratamiento Facial Laser

Tensado Facial:

Los efectos del paso del tiempo, la exposición prolongada de la piel al sol o el estrés diario se hacen especialmente visibles en la cara y el cuello. Comienzan a aparecer surcos y pliegues en el rostro que hacen que la expresión facial pierda definición y tono. Gracias a un Lifting Facial es posible mejorar estos signos de flacidez y mejorando el tono y brillo en el rostro.

¡SEPARA TU CITA YA!

Nombre *
Rellena este campo
Correo electrónico *
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Teléfono *
Rellena este campo
Mensaje
Rellena este campo

Blanqueamiento Facial:

El procedimiento consiste en aplicar el láser en todo el rostro  con la finalidad de producir la regeneración celular, la cual consta de la estimulación de células de colágeno y elastina, produciendo un aclaramiento y leve rejuvenecimiento facial a la vez; por lo tanto el paciente podrá recuperar el color natural de su piel.

Beneficios:

  • Mejora áreas manchadas en el rostro.
  • Recupera el tono natural de la piel.
  • Incrementa la producción de colágeno y elastina.
  • Rejuvenece levemente el rostro, mejorando la calidad, salud y textura de la piel.
  • Brinda lozanía y tersura a la piel.

Acné:

El acné común es una de las afecciones de la piel más comunes tratadas en los consultorios dermatológicos. El tratamiento suele ser prolongado y, a veces, se asocia a efectos secundarios considerables. Los jóvenes afectados suelen sufrir mucho. Es una enfermedad principalmente del folículo sebáceo que suele afectar al rostro, a la espalda y al pecho. Inicialmente producen comedones no inflamatorios, pero más adelante también pueden causar eflorescencias inflamatorias como pápulas, pústulas y nódulos. El acné común está causado por el aumento de la influencia de los andrógenos durante la pubertad y desaparece, a más tardar, a comienzos de la tercera década de vida.

 El tratamiento con láser de diodos, como el de la familia MeDioStar NeXT, ofrece una buena opción terapéutica alternativa. Al igual que con la depilación, la radiación láser infrarroja penetra en la piel a suficiente profundidad como para llegar a los folículos pilosebáceos. Las bacterias y hongos que forman la porfirina, que suponen la causa del acné, se destruyen en este proceso. La luz destruye las bacterias causantes del acné que viven en la piel, reduce las glándulas sebáceas inflamadas y las pústulas desaparecen. La condición de la piel mejora después de varias sesiones.